El español ganó el Gran Premio de Estados Unidos, en el marco de la novena etapa del Mundial de Motos.

Allí, entonces, en el circuito llamado “Sacacorchos” el español Jorge Lorenzo pudo alcanzar la victoria, en una jornada para el recuerdo.

Y no sólo por la hazaña, sino porque en la ceremonia de premiación, algo falló en la organización e hicieron sonar el himno de Italia. Vergonzoso.

 

Más información en Marca.com